La solicitud del certificado de últimas voluntades, ¿dónde se pide?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.8 basado en 17 valoraciones

Pasos para solicitar el certificado de últimas voluntades

El fallecimiento de un ser querido es uno de los acontecimientos más delicados de la vida y, por si fuera poco, requiere de algunos trámites que habitualmente son imprescindibles después del funeral. Uno de ellos es la solicitud del certificado de últimas voluntades, también conocido como certificado de actos de última voluntad del difunto.

Afortunadamente, en numerosas ocasiones el seguro de decesos de la persona que ha fallecido se encarga de solicitarlo y proporcionárselo a los familiares y/o interesados. Además, cabe destacar que no es el único trámite a cargo de las aseguradoras.

Gracias a los servicios de gestoría que incluyen los seguros de decesos, puedes evitarte semanas de papeleo y numerosos viajes para resolver todas las cuestiones imprescindibles tras el fallecimiento de un ser querido, recabando toda la información que se necesita.

Esta labor adquiere una gran relevancia debido a la situación que atraviesan los familiares, ya que es probable y es humano que no puedan estar al 100%.

Pero si no es tu caso y tienes que pedirlo por tu cuenta o si simplemente quieres saber más sobre el documento, a continuación te proporcionamos todos los datos que necesitas. Este post tiene el objetivo de profundizar en el concepto: vamos a explicar en qué consiste el certificado de últimas voluntades, dónde se pide, quién está autorizado, cuáles son los requisitos, y a cuánto asciende el valor de su tasa.

¿Qué diferencias hay entre un testamento y un certificado de últimas voluntades?

El certificado de últimas voluntades es un documento cuyo contenido trata sobre los deseos finales del difunto, una relación de sus bienes y su ubicación exacta.

La información más relevante de este documento para sus herederos es conocer si existe o no testamento de la persona que ha fallecido. Y, si lo hay, ofrece la posibilidad de saber cuántos, así como conocer de inmediato la notaría que los guarda. Esto facilita enormemente la labor del o los herederos, que podrán dirigirse al notario otorgante del último testamento y solicitar una copia autorizada. El certificado de últimas voluntades es indispensable para empezar los trámites de la herencia. Sin embargo, es importante señalar que no es un testamento, sino un documento oficial con características distintas:

  • El testamento puede existir o no, dependiendo de los deseos que tuviera el difunto en vida. En cambio, siempre habrá certificado de últimas voluntades, con independencia de lo que hubiera querido la persona en cuestión.
  • La persona fallecida es la que firma el testamento, mientras que el certificado de últimas voluntades es elaborado por el Estado.
  • El certificado de últimas voluntades es público, mientras que el testamento tiene un carácter privado y solo los herederos o personas con interés legítimo pueden acceder al mismo.
  • El testamento es un documento al que se puede acceder cuando aún vive la persona que va a dejar sus bienes en herencia. Sin embargo, solo se puede contar con el certificado de últimas voluntades una vez que se ha producido el fallecimiento.
  • El testamento puede modificarse en cualquier momento de la vida de la persona en cuestión, antes de fallecer. Por el contrario, el contenido del certificado de últimas voluntades es inamovible.

¿Quién lo expide y quién puede solicitar el certificado de últimas voluntades?

El certificado de últimas voluntades siempre es expedido por el Ministerio de Justicia. Pero ¿quién puede acudir a esa información? Aunque habitualmente a la solicitud de últimas voluntades acuden los herederos de una persona fallecida, esta información es pública, tal como hemos mencionado.

Esto implica que cualquier persona que se presente con la documentación exigida y cumpla con el abono de las tasas correspondientes podrá solicitar un certificado de últimas voluntades determinado.

A esa opción suelen acudir personas que, sin ser herederas directas y que no consten legalmente en el testamento elaborado por la persona fallecida, consideran que sí tienen derechos sobre una herencia y que esos derechos no han sido reconocidos legalmente. Es el caso de un hijo no reconocido, por ejemplo. En este caso, por Ley, ese hijo debería recibir parte de la herencia, lo que se conoce popularmente como “legítima”.

La utilidad del certificado de últimas voluntades

El certificado de últimas voluntades es habitualmente requerido para hacer escrituras sobre los bienes adquiridos mediante una herencia. Además, el certificado de últimas voluntades adquiere una especial relevancia en casos donde hay conflicto de herederos y no se ponen de acuerdo.

Suele haber mayores dificultades para alcanzarlo cuando no hay testamento o cuando existe, pero contiene ambigüedades que pueden dar lugar a distintas interpretaciones. En estos casos, el certificado de últimas voluntades puede resultar determinante ante los tribunales.

¿Dónde pedir el certificado de últimas voluntades?

Si no sabes dónde dirigirte para solicitar este documento, te interesa saber que existen distintas vías y puedes elegir la que te parezca más cómoda:

  • Se puede iniciar el trámite de manera presencial en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia.
  • Igualmente, puedes pedir el certificado de últimas voluntades en los Registros Civiles, presencialmente.
  • Es posible conseguir el certificado de últimas voluntades impreso de manera telemática a través de la Oficina Central de Atención al Ciudadano en Madrid.
    por vía electrónica completando el formulario a través de la Sede Electrónica del Ministerio de Justicia.
  • Tienes la opción de iniciar la solicitud del certificado de últimas voluntades online, descargando el modelo 790 en la página web y continuar con el trámite de forma presencial o por correo ordinario. La dirección postal para este último caso es:
    • Registro General de Actos de Última Voluntad
    • Ministerio de Justicia
    • Plaza Jacinto Benavente, 3
    • 28012 – Madrid.

Es importante destacar que la petición no podrá efectuarse hasta transcurridos 15 días hábiles a partir de la fecha de defunción.

¿Qué documentos hay que presentar para obtenerlo?

La documentación necesaria para obtener el certificado de últimas voluntades es:

  • el modelo de solicitud 790. Clave para poder solicitar el certificado de últimas voluntades.
  • el Certificado literal de Defunción (original o fotocopiado), expedido por el Registro Civil del lugar en el que la persona ha fallecido. Si la fecha del fallecido es posterior al 2 de abril 2009 no es necesario este certificado.
  • el DNI del solicitante.

Una vez que reúnas la documentación necesaria, el proceso para solicitar el certificado de últimas voluntades es sencillo:

  • En primer lugar, deberás rellenar el impreso de solicitud con los datos que aparecen en la partida de defunción.
  • A continuación, debes presentarlo en cualquiera de los registros de la Administración General del Estado o Gerencias Territoriales del Ministerio de la Justicia. Y también puede remitirse por correo, teniendo en cuenta que al enviarlo se adjuntan dos sobres:
    • el primero con la dirección del registro,
    • y el segundo con sello y datos del interesado.
  • Por otra parte, se debe abonar la correspondiente tasa para acceder al certificado de últimas voluntades de una persona fallecida, que actualmente es de 3,78 euros. Esta cantidad se puede pagar a través de banca electrónica o presencialmente en cualquiera de las entidades financieras que colaboran con la Agencia Tributaria. Es imprescindible presentar el modelo de solicitud 790 y efectuar el pago para poder acceder al registro de últimas voluntades de una persona.

ConclusionesH2>

Esperamos haberte sido de ayuda, despejando todas tus dudas sobre el certificado de últimas voluntades. Recuerda que, aunque es imprescindible para tramitar una herencia, es un documento independiente del testamento y que necesitarás los dos para completar el proceso de manera correcta.

Es aconsejable que, en estos momentos tan difíciles, te apoyes en las personas de tu entorno, como por ejemplo, otros herederos con intereses similares para hacer el proceso más llevadero.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =