¿Ha conseguido reducir el teletrabajo la brecha tecnológica?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 3 valoraciones

brecha tecnológica

La tecnología ha jugado un papel clave durante el confinamiento. No solo la hemos usado para poder ver a familiares y amigos sino que también ha sido fundamental a la hora de permitir el teletrabajo desde casa.

Sin embargo, también ha servido para poner de manifiesto la necesidad de adaptación y de aprendizaje, tanto por parte de particulares como de las empresas. Si eres de los que necesita apoyo informático, recuerda que puedes conseguirlo a través del servicio de asistencia informática de tu seguro de hogar, una manera de hacer más pequeña la brecha tecnológica de la que hablaremos a continuación.

Brecha tecnológica en España

Empezaremos por el principio: ¿qué es la brecha tecnológica? Se trata de un fenómeno que se caracteriza por la falta de conocimientos y habilidades en el uso de nuevas tecnologías por parte de algunas personas.

En nuestro país, el 70% de los españoles tiene un nivel básico o menor en cuanto al uso de recursos informáticos, según un análisis de Unión General de Trabajadores (UGT) realizado en 2019. Esta brecha se acentúa en personas mayores, aunque también hay diferencias por
género, nivel de renta, estudios o zona geográfica.

Asistencia informática online gratuita
Asistencia informática online gratuita

El seguro de hogar de NorteHispana incluye un servicio de asistencia informática para ordenadores, software y tecnología digital del hogar.

Más información

El papel del confinamiento en la reducción de la brecha
tecnológica

¿El confinamiento ha hecho que esta brecha se reduzca? Aparentemente, sí. El Wifi se convirtió en un elemento esencial en nuestro hogar y hemos aprendido a usar herramientas que antes incluso desconocíamos. Las apps han sido las reinas durante este periodo. En concreto las destinadas a realizar videollamadas han sido las más populares, tales como Zoom, Teams, Meet o Skype. Igualmente, han abundado las descargas de apps de entretenimiento como HouseParty y TikTok.

El teletrabajo ha venido para quedarse

El confinamiento ha acelerado algunos cambios que esperábamos que se produjesen de manera más lenta y logrado que adoptemos hábitos de teletrabajo en un tiempo récord. El aprendizaje de herramientas a nivel personal nos ha llevado a desenvolvernos mejor en el plano profesional según las exigencias actuales. Por ejemplo, el uso de mensajería instantánea y videollamadas ha sido determinante en el desarrollo de nuestras tareas laborales.

Los datos de la brecha tecnológica en el trabajo

El 45% de los trabajadores tiene dificultad con la informática para llevar a cabo el teletrabajo desde casa. En cambio, muchos de ellos han logrado adaptarse a una velocidad vertiginosa. Tanto es así, que el 40% de las empresas que ha instaurado el teletrabajo durante el confinamiento, tiene intención de mantenerlo. Y, por otra parte el Gobierno sigue impulsando el teletrabajo con medidas legales como el anteproyecto de ley del teletrabajo.

¿Cómo hacer el teletrabajo más productivo?

Esta adaptación se ha producido de manera autómata en la gran mayoría de los casos, sin embargo, los datos ponen de manifiesto que los trabajadores desarrollarían mejor su labor si contaran con la formación y las habilidades oportunas. En consecuencia, si las empresas quieren teletrabajar y conservar su productividad, tienen pendiente una labor formativa con los empleados.

El teletrabajo ha conseguido reducir la brecha tecnológica

El confinamiento ha acelerado un proceso de digitalización que estaba pendiente en España. Y, a pesar de que todavía queda camino para acabar con la brecha digital, hemos aprendido a usar herramientas útiles para mantener relaciones a distancia tanto personales como profesionales. En concreto, las PYMES son las que más se han tenido que adaptar a los cambios que exige el teletrabajo ya que antes del confinamiento no estaban lo suficientemente digitalizadas. Sin embargo, ahora son las que más trabajan a distancia.

Por otra parte, y hablando en líneas generales, si queremos acabar con la brecha tecnológica es necesarios invertir en formación, tanto desde una perspectiva empresarial como personal.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 9 =