Testamento ológrafo: ¿Cómo hacer un testamento sin notario?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El testamento ológrafo y sus particularidades

El testamento ológrafo es aquel escrito y firmado por el propio testador. Es el único tipo de testamento en el que se puede prescindir de notario.

En el siguiente párrafo hablamos de la importancia del testamento como herramienta para hacer cumplir la última voluntad. Sin embargo, recalcamos que es mejor no recurrir al ológrafo sino acudir a un especialista o notario y que junto con el seguro de decesos realice el trabajo por ti.

¿Qué es un testamento ológrafo?

A la hora de designar herederos y firmar un testamento, lo más habitual es acudir a un notario. Sin embargo, existe la opción de hacer un testamento sin notario, lo que se conoce como el testamento ológrafo.

Este tipo de testamento es aquel que está escrito y firmado con el puño y letra del testador, incluyendo en el mismo documento el día, mes y año que se otorga. Entre los requisitos en el art. 688 del Código Civil, se establece que si en él hubiera palabras tachadas, enmendadas o entre renglones, las salvará el testador bajo su firma.

Lo que muchos no conocen es el proceso de protocolización de un testamento ológrafo, por lo que a continuación os presentamos algunos de los aspectos a tener en cuenta para validar este tipo de testamento.

Protocolización de un testamento ológrafo

Una vez se ha creado el testamento ológrafo y puesto a disposición de los herederos, existen una serie de plazos y pasos para su protocolización:

  • El testamento ológrafo deberá protocolizarse en los cinco años siguientes al fallecimiento del testador.
  • En primer lugar, la persona en cuyo poder se halle el testamento debe presentarlo al Juzgado, una vez tenga noticia de la muerte del testador. Si no se ha presentado en los diez días siguientes, será responsable de los daños y perjuicios que se causen por la dilación.
  • También puede presentarlo cualquier heredero del testamento.
  • Una vez presentado el testamento, el juez lo valorará y comprobará la identidad del autor mediante tres testigos que conozcan la letra y firma del testador.
  • También se reunirán, para la práctica de las diligencias expresadas, el cónyuge sobreviviente, si lo hubiere, los descendientes y los ascendientes del testador en el Ministerio fiscal. De esta forma, se podrá presenciar la práctica de dichas diligencias y hacer en el acto las observaciones oportunas.
  • Una vez se ha confirmado la identidad, con las diligencias practicadas, el juez ordenará que se protocolice el testamento en los registros del Notario correspondiente y se darán copias del documento a los interesados.

De no cumplirse estos requisitos y no poder verificar la autoría, se denegará la protocolización del testamento ológrafo.

Inconvenientes del testamento ológrafo

A pesar de que el testamento ológrafo parece presentar algunas ventajas, sobretodo, para el testador, pueden encontrarse algunos inconvenientes que enumeramos a continuación:

  • Desconocimiento legal del testador: el testador no es un experto en derecho y su desconocimiento puede derivar en consecuencias negativas para sus herederos. Hoy en día, los seguros de decesos cubren este tipo de situaciones y son una garantía a la hora de crear un testamento online y offline.
  • Proceso de protocolización largo y extenso: a pesar de ser un testamento económico, pocos conocen el protocolo para que sea efectivo y su duración.
  • Poco conocimiento acerca de su normativa: el testamento ológrafo es, aparentemente, muy sencillo. Por este mismo motivo, la normativa y regulaciones establecidas en el artículo 8 del Código Civil, pasan desapercibidas.
  • Puede que nunca llegue a ser eficaz: al ser secreto, nadie conoce de su existencia, por lo que si no se presenta a un juzgado durante los cinco años siguientes al fallecimiento, podría perder eficacia.

Conclusiones

En definitiva y a pesar de parecer un procedimiento sencillo y económico, el testamento ológrafo puede derivar en gastos y papeleos para los herederos. Estos deberán realizar el Acta de Notoriedad de Declaración de Herederos ab intestado y, por otro lado, están obligados a llevar a cabo la protocolización del testamento ante notario, que tiene un coste de tiempo y dinero que, en ocasiones, puede ser superior al testamento abierto ante notario.

Es por ello que recomendamos estudiar bien todas las opciones y leer detenidamente todos los requerimientos y regulaciones que giran en torno a este testamento. Además, si tienes un seguro de decesos como el de NorteHispana, todo este proceso estará cubierto por profesionales del sector.

Un seguro de decesos que te acompaña
Un seguro de decesos que te acompaña

Nos ocupamos del mañana para que puedas vivir el mejor momento con los tuyos.

Vive con total tranquilidad

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 20 =