Vacunas y otras precauciones que debes tomar antes de viajar al extranjero

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Prevenir las enfermedades de otros países antes de viajar

 

Viajar nos permite conocer culturas y formas de vida muy diferentes a la nuestra, ya sea por motivos de trabajo, familiares o de ocio. Podemos encontrarnos en un país donde las condiciones climáticas y sociales son la causa de que nuestro cuerpo se exponga a enfermedades e infecciones para las que no se encuentra preparado.

Viajar a ciertos países de África, Asia o América puede representar un peligro exponencial de sufrir la fiebre amarilla o la meningitis, por lo que es importante que tomes las precauciones que aconseja el Ministerio de Sanidad y evites sustos posteriores. En este sentido, ¿qué vacunas necesitas y que otras consideraciones debes tener en cuenta?

Consejos para la preparación del viaje

Informarte sobre el país al que te diriges es esencial para que puedas controlar la preparación del viaje, especialmente si viajas con niños y personas mayores. También es recomendable que te lleves de aquí los medicamentos o recetas de los tratamientos que estés siguiendo y, de esta manera, evites el peligro de no poder encontrarlos en tu destino.

Igualmente, es importante que planifiques el equipaje eligiendo ropa y calzado de tejidos naturales y anchos, que evitarán posibles infecciones por un exceso de sudor. Por supuesto, tampoco puede faltar en tu maleta un pequeño botiquín con los recursos básicos para curar una herida, una quemadura solar o solucionar un dolor de cabeza provocado por el exceso de sol. Eso sí, ten en cuenta las restricciones con las que te encontrarás en el avión a la hora de preparar tu neceser.

Las vacunas, fundamentales

Si has decidido viajar a África, América del Sur o el sudeste asiático, las vacunas deben formar parte obligatoria de la preparación de tu viaje. En la web del Ministerio de Sanidad encontrarás una lista de las recomendadas según cada destino concreto, aunque la vacuna de la fiebre amarilla es indispensable vayas donde vayas. Ten en cuenta que debe administrarse al menos 10 días antes del viaje. La vacuna contra el tétanos es otra de las recomendaciones, independientemente del lugar de destino del viajero.

Igualmente, se recomienda especialmente las vacunas de la hepatitis A y la hepatitis B, dos enfermedades infecciosas endémicas en muchos países de África, Asia, Sudamérica y América Central, especialmente.

Precauciones en el país de destino

Además de las vacunas, una vez en nuestro país de destino no podemos dejar de seguir algunas precauciones básicas. Tener cuidado con lo que comemos y bebemos, evitar los alimentos crudos o poco cocidos y el agua que no sea embotellada es fundamental. Si no tenemos cuidado siguiendo estas preocupaciones, podremos padecer, entre otras patologías, la denominada enfermedad del viajero.

La enfermedad del viajero consiste en un proceso infeccioso que durante unas horas deriva en fuertes náuseas, descomposición, cansancio y mareos, y que responde principalmente a la ingesta de alimentos frescos (como la fruta y el marisco) y de lácteos en mal estado.

Finalmente, debemos tener cuidado con bañarnos en ciertos ríos o playas que pueden tener sus aguas contaminadas. La piscina de agua con cloro será nuestra opción más segura.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *