Mi familia crece

Índice de contenidos

La ansiedad se define como un estado subjetivo de incomodidad, malestar, tensión, displacer y alarma que hace que la persona se sienta molesta. Por tanto, se trata de una emoción que aparece cuando la persona se siente amenazada por un peligro, que puede ser externo o interno. 

Sin embargo, estos niveles de ansiedad pueden incrementarse cuando se tiene un hijo y que pueden llevar a la mujer a encontrarse padeciendo un trastorno por el que no quieren pedir ayuda por miedo a que las tachen de egoístas. 

A este conjunto de síntomas se pueden denominar ansiedad postparto

Causas de la ansiedad postparto

Algunas de las causas que pueden provocar la aparición de la ansiedad postparto son las siguientes: 

  • Cambios físicos: tras el parto se produce un desequilibrio de los niveles de hormonas (estrógenos y progesterona) que puede contribuir a la aparición de síntomas depresivos o de ansiedad.
  • Problemas emocionales: sentimientos de culpa o sentimientos de falta de control pueden aparecer tras el nacimiento del bebé que puedan provocar que nuestro organismo lo perciba como una situación amenazante y aparezca la sintomatología ansiosa. 

Síntomas de la ansiedad postparto

Estos son los principales síntomas que la madre puede experimentar: 

  • Nerviosismo: sentir que no podemos estar tranquilos y necesitamos movernos 
  • Cambios en los hábitos de alimentación: suelen ser un síntoma muy común y, dependiendo de la mujer, aumentará o disminuirá el apetito. 
  • Dificultad para dormir: es normal que las madres experimenten problemas de sueño con la llegada del bebé, normalmente cada dos horas los pequeños de la casa requieren atención. Esto se transforma en un problema cuando en el momento en el que puedes dormir y descansar simplemente no lo haces. 
  • Pensamientos negativos e intrusivos: los pensamientos intrusivos son aquellas ideas o imágenes que llegan de forma espontánea y continua a la mente sin ser deseados. 
  • Miedo: es posible que experimentes una sensación de miedo constante, tienes el presentimiento de que algo malo va a ocurrir y no puedes hacer nada para evitarlo. 
  • Preocupación todo el tiempo: es normal que la madre tenga ciertas preocupaciones como la salud del bebé, la maternidad o dudar acerca de si es buena madre o no. Cuando esta preocupación es excesiva y afecta a la actividad cotidiana de la madre es cuando se convierte en un problema. 
  • Inseguridad: se caracteriza por tener una duda constante ante lo que hemos dicho o hecho, esto puede provocar una sensación de nerviosismo o malestar. En muchas ocasiones, se tiende a pensar si se está cuidando bien del bebé o no. 

Cómo afrontar la ansiedad después del parto 

Ante estas situaciones nos encontramos cara a cara con la imposibilidad por parte de la madre de acudir a una consulta psicológica ya que lo que piensan es que no deberían porque son madres o que su hijo necesita todas las atenciones 

Algunas de las formas de sobrellevar esta ansiedad son: 

  • Hacer ejercicios de relajación o de respiración. 
  • Pedir ayuda a un familiar o a un profesional 
  • Expresa como te sientes. 
  • Trata de modificar los pensamientos negativos que te invadan por unos más adaptativos y realistas; recuerda que no existe la madre perfecta 
  • Realiza algún tipo de deporte 
  • Es importante que conozcas que tus necesidades son también importantes 
  • Cuida la alimentación. Llevar una alimentación saludable es fundamental para encontrarte con vitalidad y fuerte en el día a día. 

¿Existe un tratamiento para la ansiedad postparto?

En cuanto a los tratamientos, no existe ninguno con la suficiente evidencia clínica ni tampoco ninguna guía de práctica clínica española disponible para utilizar en el ámbito postnatal. Pero hay tratamientos que han sido validados científicamente para la ansiedad en adultos y que recomiendan las guías internacionales. 

El tratamiento psicológico de primera línea de elección para los trastornos de ansiedad es la terapia cognitivo – conductual. Diferentes estudios muestran una reducción significativa de los síntomas de ansiedad como en la sintomatología depresiva en las mujeres embarazas y que habían dado a luz. 

Así mismo, también los programas de reducción del estrés basado en la atención plena, en los que, a través de ejercicios de conciencia plena, como la explicación corporal, el andar consciente o la práctica de ejercicios de conciencia plena informales durante la vida diaria y ejercicios cognitivos que incluyen autoobservación y autocompasión. Este tipo de programas mostraba una mejoría en la sintomatología ansiosa de las mujeres embarazadas. 

Ansiedad y depresión postparto: ¿es lo mismo? 

Aunque es más conocida la depresión postparto , la ansiedad post parto se caracteriza porque la persona se siente permanentemente preocupada, con temor a que algo pueda ocurrirle a su bebé. Suelen realizar conductas de comprobar una y otra vez: que está bien abrigado, que respira bien, que no tiene fiebre. Incluso es posible que puedas desarrollar algunas actividades compulsivas, como limpiar y esterilizar los utensilios del bebé una y otra vez. 

Aparecen sentimientos de que siempre tienes muchas cosas que hacer. Incluso si tu bebé duerme pacíficamente, te cuesta conciliar el sueño. 

Incluso en algunas ocasiones podemos experimentar palpitaciones y sudoraciones. 

Todos estos síntomas se diferencian de la depresión postparto que se caracteriza por sentimientos intensos de tristeza, de desamparo, de creer que no estás haciendo nada bien y de que eres incapaz de cuidar de tu bebe. No tienes ninguna energía para hacer las actividades cotidianas y todo te resulta una carga. 

Conclusiones

La ansiedad postparto es un trastorno que afecta en torno al 10% de las madres que han dado a luz, porque temen expresar sus sentimientos por miedo a ser rechazadas o a que las juzguen como personas egoístas. 

Sin embargo, es importante que si estos sentimientos te desbordan puedas pedir ayuda a un profesional que te pueda ayudar a gestionar todos estos síntomas de ansiedad.

Author

Alba María García Rasero

Graduada en Psicología por la Universidad de Jaén, Psicóloga General Sanitaria por la Universidad de Nebrija y Neuropsicóloga Clínica por la Universidad Internacional de Valencia.

N.º de Colegiada: M-32464

Psicóloga General Sanitaria / Neuropsicóloga Clínica en Center Psicología Clínica

Escribe un comentario