Mi familia crece
Seguro médico familiar

Seguro médico familiar: seguridad para toda la familia

Índice de contenidos

Un seguro médico familiar es una de las opciones más elegidas por las familias para proteger su salud. Tanto si ya tienes hijos como si estás pensando en tenerlos, este artículo te interesa. En él encontrarás los distintos tipos de seguros médicos privados que existen, con o sin copago, así cómo todas las garantías que ofrecen a la hora de proteger lo que más quieres y ejemplos prácticos de cómo podrás acceder a la mejor medicina privada de una manera asequible para cualquier economía familiar.

¿Qué es el seguro médico familiar?

Un seguro médico familiar no es más que una póliza que se contrata para proteger la salud de todos los miembros de una familia. De este modo, la unidad familiar al completo podrá beneficiarse de la mejor medicina privada con todo lo que ello implica: atención inmediata sin listas de espera, profesionales de prestigio reconocido, segunda opinión médica y la tecnología más avanzada.  

En el mercado se pueden encontrar multitud de clases de seguros médicos para la familia pero todos se pueden englobar en dos grandes categorías: los seguros médicos privados con copago y sin copago.

Seguro de salud con copago

Si contratamos un seguro de salud con copago, deberemos abonar una pequeña cantidad cada vez que hagamos uso de él. Es decir, además de la prima en sí - lo que pagamos por el seguro - deberemos satisfacer una pequeña cantidad al especialista que acudamos. Esa pequeña cantidad será siempre menor de lo que nos costaría la consulta si no hubiésemos contratado el seguro.  

Supongamos que, por ejemplo, uno de nuestros hijos necesita un tratamiento de larga duración con un logopeda. Si disfrutamos de la protección de un seguro de salud con copago, las consultas con el profesional médico serán más baratas - entre un 15% y un 25% aproximadamente - y, a la larga, supondrán un importante ahorro familiar.  

Seguro de salud sin copago

Optando por un seguro familiar de salud sin copago, en cambio, la prima anual - lo que pagamos por el seguro - será mayor pero no deberemos abonar nada cada vez que acudamos a una consulta o hagamos uso de cualquier garantía del seguro.  

Como indicábamos antes, a pesar de que los seguros médicos familiares se pueden englobar en estas dos categorías existen multitud de opciones en el mercado. Es por esto que conviene consultar siempre todas las opciones disponibles y elegir la opción que más se adapte a nuestras necesidades familiares ya que no siempre vamos a necesitar una póliza que cubra un ingreso hospitalario, por ejemplo.  

Coberturas médicas dentro del seguro de decesos

Existe todavía una opción más económica que nos permitirá disfrutar de la protección de un seguro de salud con copago gracias a las coberturas de salud que incluyen otras pólizas. Es el caso de, por ejemplo, los seguros de decesos y que suelen incluir coberturas médicas a precios baremados e incluso una segunda opinión médica en centros de prestigio internacional. 

¿Es lo mismo un seguro médico familiar que un seguro médico particular?  

En realidad, la única diferencia que separa ambos tipos de seguros es la forma de contratación. Pongamos por ejemplo a una familia compuesta por 5 miembros. Si quisiéramos que todos ellos estuvieran cubiertos mediante un seguro médico particular, deberíamos contratar 5 pólizas distintas. En cambio, recurriendo a un seguro médico familiar, bastaría con contratar una póliza que incluyese a todos los miembros. Esta forma nos permitirá obtener un precio más económico de nuestro seguro con las mismas prestaciones que si lo contratáramos de manera individual.  

Ventajas de contratar un seguro familiar de salud

Las ventajas de contratar un seguro de estas características son múltiples y variadas y dependerán en cierta medida del tipo de familia que lo esté contratando y del tipo de póliza elegida. No obstante, en líneas generales podemos establecer que:

  • Cuidaremos de nuestra salud con el respaldo de la mejor sanidad privada y todo lo que ello implica: sin listas de espera, con los mejores y más reputados profesionales médicos y con la tecnología más avanzada.
  • Gracias a nuestro seguro familiar de salud, acceder a todas estas ventajas no supondrá un gran desembolso económico ya que los asegurados disfrutarán de servicios gratuitos, precios concertados, etc.
  • La prima (lo que pagamos anual o mensualmente por el seguro) siempre será menor si optamos por un seguro médico familiar que por uno particular.

Coberturas del seguro médico familiar

Antes del embarazo, durante el mismo y una vez nazca nuestro bebé un seguro médico privado nos garantizará una protección extra para la salud que, en determinados casos, pueden llegar a ser de vital importancia. Desde las pruebas durante el embarazo pasando por consultas pediátricas y terapias de larga duración (logopedas, tratamientos dentales, etc. ) un seguro médico familiar sin copago puede suponer un gran ahorro que nos facilite el acceso a tratamientos a los que sin él quizá no podríamos acceder.  

Conclusión

Sin listas de espera y con la tecnología más avanzada, la sanidad privada es un gran aliado a la hora de garantizar nuestro bienestar y el de nuestra familia. Contratando un seguro médico familiar, podrás disfrutar de todas sus ventajas mientras te beneficias de importantes descuentos.

Antes de contratar un seguro de estas características conviene que consultes su cuadro médico, esto es, el listado de médicos y especialistas a los que podrás acudir una vez contrates la póliza. Así podrás comprobar la oferta disponible en tu lugar de residencia o trabajo.

Author

Daniel Cipres

Licenciado en Ciencias económicas

Director del área de producto de NorteHispana Seguros

Escribe un comentario